Construyendo un camino hacia el e-learning

Marzo 1, 2019

Veamos los datos concretos: un trabajador promedio invierte de cuarenta a cincuenta horas semanales en su empleo. Poco tiempo le resta para invertirlo en descanso, familia, ocio o su educación. La realidad laboral debe cambiar, pero debe cambiar porque la realidad académica, en específico, la realidad universitaria, está cambiando. Si vemos las constantes, es común ahora interpretar el espacio universitario como un lugar en donde, además de educación, se brindan al alumno en tiempo y espacio real herramientas y experiencias laborales concretas, inmediatas y, muchas veces, remuneradas. Es por eso que muchos empleados base de diversas empresas estadounidenses muestran una constante que, a sus superiores, les preocupa: dejan el empleo para seguir construyendo su vida académica dentro de una universidad.





Que no se malentienda, y lo queremos dejar muy claro: siempre debe ser prioridad para un jefe, gerente o CEO el que sus empleados estén 100 % capacitados en aspectos ajenos y propios del ambiente de trabajo. ¿Pero cómo controlar esta constante migración de empleados base a universidades? Ofreciéndoles, pues, la preparación, la certificación y la enseñanza que ellos están buscando fuera de la empresa. Aquí es donde introducimos el concepto de e-learning, o como podría decirse en español, “aprendizaje digital”. La educación en línea está resultando una gran fuente de oportunidades tanto para los líderes empresariales como para los empleados que configuran el negocio, ya que esta cubre los elementos previamente mencionados, pero además, crea un vínculo entre la empresa y el empleado, vínculo que puede convertirse y traducirse a grandes niveles de compromiso y satisfacción.





Podemos dividir en cuatro puntos los beneficios del aprendizaje digital:

1. El acceso

La era digital ha solucionado problemáticas tan básicas como la movilidad o las distancias. Si antes un empleado tenía que recorrer cierta distancia para llegar a un curso o capacitación, invirtiendo así dinero y tiempo, hoy en día el acceso a la red es prácticamente abierta a la gran mayoría de la gente. Olvidemos entonces la problemática de “no puedo llegar”, el usuario, que en este caso es el empleado, tendrá al alcance de su computadora o dispositivo móvil toda la plataforma en donde se llevará a cabo el proceso de enseñanza.

2. Todo es personalizable

Todos lo recordamos: esos cursos largos, cansados y aburridos en donde, al salir, con el cerebro hecho papilla, pensábamos “¿por qué vimos todo esto? ¿de qué servirá?”. Psicólogos especializados en aprendizaje y comportamiento laboral han descubierto, con el paso de los años, que lo absorbido por el empleado en las plataformas que la empresa ofrece, no es retenido ni en un 30 %. Lo importante en esta valoración numérica no es que sea un número bajo, sino que ese 30 %, siempre, resultan cosas que para el empleado resultan útiles e interesantes. El e-learning permite que el proceso de aprendizaje sea así desde un principio. La experiencia, al ser interactiva y lúdica, es personalizable.

3. Flexibilidad

Esa capacitación de tres horas que se extendió durante todo un día no es algo que tus empleados quieran, necesiten o aprecien. La flexibilidad del e-learning no significa que no existirán márgenes de tiempo en donde el proceso enseñanza-aprendizaje ocurra, significa que desde la interactividad, portabilidad y eficiencia que ofrecen los softwares actuales, nuevas estrategias de trabajo y aprendizaje pueden surgir: la más famosa quizá es la “gamification” o ludificación, un proceso que muchas empresas como Google, Microsoft y Reddit utilizan en sus empleados: que el aprender sea divertido a partir de sistemas de recompensas. Este es tan sólo un ejemplo de flexibilidad, uno de muchísimos

4. Es económico

Muy económico, más de lo que ninguno de nosotros nos hubiéramos imaginado antes de todo este “boom”. Pensémoslo de la siguiente manera y todo tendrá sentido: invertir en una plataforma de e-learning es una inversión única que impactará profundamente a muchísima gente, o sea, tus empleados. Una inversión de esta naturaleza te dará resultados cuya trazabilidad será no inmediata, pero tampoco a largo plazo.



Image Description

Gerardo Camou

Desarrollo Comercial Lernit

Lic. en Administración y Dirección de Empresas de la Universidad Panamericana, encargado del desarrollo comercial en Lernit. Me encanta el medio relacionado con e-learning, es un tema que cada día tiene más fuerza en Latinoamérica. Creo que la evolución de los sistemas a módelos más personalizados y que generen un mayor compromiso, es clave para cualquier organización que busque implementarlos.