Cuatro formas de medir el aprendizaje en tu equipo de trabajo

Diciembre 03, 2018

El aprendizaje es algo abstracto que en una primera instancia pareciera imposible de cuantificar y calificar, pero que sí es posible medir. Recordemos que todo lo que entra a nuestra mente para luego ejecutarse en la vida diaria es, a fin de cuentas, aprendizaje. Tu equipo de trabajo, tus socios y tú mismo pueden ser testigos de cómo una estrategia de aprendizaje bien ejecutada puede proyectarse en resultados empresariales de gran alcance. ¿Quieres saber si estás haciendo un buen trabajo? Aquí te lo explicamos.

1. Productividad y calidad

Sea cual sea el método, si adviertes que lo enseñado tiene un impacto medible (ya sea en números o en índices de satisfacción de terceros) en el trabajo realizado, significa que tu equipo está, efectivamente, llevando a su vida laboral lo aprendido. ¿La mejor parte? Ese aprendizaje no se queda dentro de tu producción, también estará en el desarrollo personal de tus colaboradores, haciéndolos más capaces de realizar con mayor facilidad y más calidad cualquier otro tipo de tarea.

2. Eficiencia

Eficiencia no quiere decir sólo calidad,sino también tiempo. Muchas veces, por falta de guía, instrucción o contexto, algunas tareas que pueden realizarse en un tiempo menor terminan por ser llevadas a cabo en momentos no convenientes para el ritmo de tu empresa. Y no, no es un mito aquel dicho de “el tiempo es dinero”. Si educas a tu capital humano y socios a que la eficiencia significa tener un compás de actividades muy afinado, estarás ahorrándote más dinero del que te puedes imaginar.

3. Formación

Como lo mencionamos en el primer punto, todo aprendizaje que tu equipo adquiera, significará un “subir de nivel” dentro de su espectro de posibilidades de acción. Una empresa cuyo personal está en constante capacitación es una empresa capaz de enfrentar cualquier tipo de retos, cambios o problemas.

4. Objetivos

Quizá lo más importante: el aprendizaje hace que tu empresa alcance los objetivos de una mejor manera. Por objetivos nos referimos, precisamente, a esas metas globales que tienes en mente desde el día uno. Es por eso que si aún no los tienes, entonces es momento de sentarte, reflexionar y hacerte la pregunta clave: “¿Qué es lo que quiero lograr?”.

Una estrategia de aprendizaje bien ejecutada puede proyectarse en resultados empresariales de gran alcance


Image Description

Santiago Maldonado

CEO Lernit

Ingeniero Industrial del Tecnológico de Monterrey, Co-Fundador y actual CEO de Lernit, me apasionan las soluciones tecnológicas, principalmente aquellas que tienen una relación directa con el ámbito educativo, tengo 4 años de experiencia en e-learning, desarrollando múltiples proyectos para el sector privado y público.