El futuro de las "universidades corporativas"

Enero 30, 2019

Hace más de sesenta años, los grandes corporativos idearon una forma en la que podían tener un centro especializado en el aprendizaje continuo de sus empleados. Las entonces llamadas “universidades corporativas” fueron un éxito. Casos como la McDonald’s Hamburger University, inaugurada en 1961, o la Motorola University abierta a principios de la década de 1970, consiguieron mantener una estandarización en el compromiso, motivación y la formación de sus empleados. No está de más asumir que gran parte del éxito de estas enormes empresas se detonó en esta simple pero contundente estrategia. Ahora toca preguntarnos, ¿sigue siendo la universidad corporativa igual de eficiente hoy, en el siglo XXI, que en el siglo pasado?

La respuesta es que no. Daniel Gandarilla, vicepresidente de la Texas Health Resources University, afirma que la universidad corporativa no está muerta, más bien se está redefiniendo. Esta transformación responde, por supuesto, a los cambios tecnológicos que han incidido directamente en casi todos los procesos no sólo laborales, sino humanos, pero además, al cambio de mentalidad que se ha generalizado en la mente de casi todos los seres humanos tiene que potenciarse y mejorarse desde una nueva universidad corporativa. Con este cambio de mentalidad nos referimos a la idea del progreso, el cambio y la evolución individual.

El mayor reto es traer al siglo XXI un concepto de evolución empresarial que ha venido funcionando desde hace muchísimos años. En todo caso, las grandes empresas han sabido adelantarse a las necesidades de aprendizaje de sus empleados, y en consecuencia, la idea de la universidad corporativa también ha cambiado. Si bien es cierto, mantiene dentro de sí misma características que la definen desde hace años, como por ejemplo, el aire de exclusividad que la limita como un beneficio único para los empleados de dicha empresa, o bien, la situación espacial de estar en un edificio o lugar en específico. La diferencia, hoy día, recae en lo que ocurre dentro de esos edificios y alrededor de esas personas. La incursión hacia una enseñanza virtual, lúdica y más interactiva está reemplazando casi al cien por ciento las antiguas formas de enseñanza que durante muchos años se quedaron marcadas en la cultura laboral.

El salto hacia la virtualidad significa beneficios económicos, administrativos y profesionales para muchas empresas. La gigante de los vehículos de construcción, Caterpillar, asegura nunca haber sentido la necesidad de construir, físicamente, una universidad corporativa de su empresa. Sin embargo, hoy en día, creen que pueden llevarla a cabo de manera totalmente virtual.

No es que el modelo de la universidad corporativa este anticuado, el problema es que puede llegar a anticuarse si es que los grandes líderes empresariales no buscan en ella todas las posibilidades que puede ofrecer, tanto para una empresa, una marca, una mesa directiva o un gran número de empleados. Estos últimos, quizá, son los más importantes, y aunque parezca absurdo, es imperante que los empleados entiendan la importancia de una universidad corporativa. Fred Harburg, Directivo en Jefe del Departamento de Aprendizaje en la Universidad Motorola comenta: “El empleado puede llegar a pensar que esto de las universidades corporativas son una ocurrencia reciente, pero es algo que tiene más de cuarenta años”. Harburg también comenta lo difícil que fue, hace precisamente cuarenta años, conseguir que la gente entendiera los nuevos métodos de enseñanza empresarial, ya que la creación de la universidad corporativa coincidió con la llegada de las computadoras gracias a la inteligencia militar. Si en ese entonces resultaba casi imposible, actualmente puede ser una cosa de todos los días.

La incursión hacia una enseñanza virtual, lúdica y más interactiva está reemplazando casi al cien por ciento las antiguas formas de enseñanza


Image Description

David Gil

Senior Fullstack Developer

Ingeniero en sistemas computacionales, apasionado por el desarrollo web y las nuevas tecnologías, enfocado principalmente en el desarrollo de aplicaciones web basadas en MEAN Stack.